Tipos de motores de combustión interna

motores de combustión interna

Tipos de motores de combustión interna

Un motor de combustión interna obtiene la energía mecánica que requiere para moverse a partir de la energía química que se produce por el combustible que arde dentro de una cámara.

 

Si queremos hablar de todos los tipos de motores existentes no terminaríamos nunca, por eso vamos a tener en cuenta solamente los más habituales en los carros actuales y únicamente los que trabajan con combustión interna.

Una primera clasificación será la de diésel y gasolina, que son los llamados motores alternativos, porque el fluido desarrolla un trabajo sobre una superficie móvil que se desplaza en movimientos rectilíneos.

– Motor de explosión ciclo Otto. Es el motor de gasolina convencional de cuatro tiempos, lleva ese nombre por su inventor Nikolaus August Otto y funcionan con una base termodinámica que se encarga de convertir en energía mecánica la energía química de la ignición que viene de la mezcla de aire y combustible.

– Motores diésel. Su nombre se debe a su inventor Rudolf Diésel, el combustible que utiliza es el gasoil (popularmente conocido también por Diésel) o su variante ecológica llamada biodiesel. Este motor se enciende por compresión y sin el uso de chispa.

También podemos diferenciar los tipos de motores por su ciclo de trabajo, que pueden ser de dos o cuatro tiempos.

– Motores de dos tiempos: realiza las cuatro etapas del ciclo termodinámico: Admisión, compresión, explosión y escape, (puedes ver nuestro artículo “Así funciona el motor de un carro” para entender cada uno de ellos) en dos movimientos lineales del pistón, o sea una vuelta del cigüeñal. No tienen válvulas y son más simples pero tiene que tener el aceite mezclado con el combustible.

– Motores de cuatro tiempos: Cada una de las etapas del ciclo termodinámico se realiza por separado, de manera que se produce una explosión por cada dos vueltas del cigüeñal y tiene válvulas de admisión y escape. Este tipo es el más usado en casi todos los vehículos actuales.

Los tipos de motores también se pueden diferenciar por sus configuraciones, que pueden ser en línea, en V, en W, en H, cilindro opuesto, bóxer, radial, axial y rotativo o Wankel. Esta es la manera en que están dispuestos los cilindros, que pueden llevar diferentes ángulos.

También podemos diferenciar los tipos de motores por su forma de alimentación, que puede ser por carburador o inyección y por la entrada de aire, donde están la entrada normal y la sobrealimentada por turbos y compresores.

Como podemos ver, en cuanto a motores podemos encontrar muchos tipos, luego estarán las combinaciones (gasolina de cuatro tiempos con los cilindros en V y alimentada por inyección, por ejemplo) haciendo de cada motor un mundo.